Datos, datos y más datos
Eventos

El MWC19 visto con ojos de Improver: el 5G y la nueva realidad

06/03/2019
Coches electrificados

Impresiones de nuestros Improvers en la mayor feria de tecnología móvil del mundo, el MWC19

Una visita al Mobile World Congress es echar un vistazo al futuro tecnológico que nos espera. Luces led y pantallas gigantes, cientos de expositores repartidos en centenares de miles de metros cuadrados. Nuestros Improvers Saúl Triviño y Alberto G. Reino han aprovechado la oportunidad que les brindó el sorteo de invitaciones que Red.es concedió a Improving Metrics por su participación, para recorrer durante cuatro días las moquetas de la exposición y traeros aquí un pequeño resumen de lo que hemos visto.

 

Telefonía móvil 5G

‘5 y G’ han sido los 2 caracteres más repetidos en toda la feria, tanto ha sido así que si alguien hubiera querido destacar su tecnología sobre el resto podría haber publicitado que ‘funciona incluso en 4G’.

Las conexiones 5G prometen un acceso móvil a Internet mucho más rápido y los expertos afirman que se abrirá un mundo de posibilidades. Conectarse a una red 5G será una experiencia bastante aproximada a hacerlo con una buena conexión Wi-Fi, pero uno de los grandes desafíos son los problemas de cobertura, ya que esta nueva tecnología es muy propensa a sufrir zonas de ‘sombra’, y hemos visto en la Mobile soluciones basadas en Inteligencia Artificial y Big Data para reducir las zonas sin cobertura dentro las ciudades.

La implantación del 5G comenzará el año que viene, aunque Tokio se adelantará para tenerlo listo en los Juegos Olímpicos. Así que, en los próximos meses, oiremos hablar mucho de esta nueva generación de telefonía móvil.

 

Coche electrificado y conectado

Coches electrificados

El mundo del automóvil está en una profunda crisis de varios frentes y en la MWC hemos visto adelantos en dos apartados: el de la electrificación y el de la conexión.

Del coche eléctrico hemos tenido como representantes a Tesla, BMW, Mercedes, Volkswagen, Audi, Smart y SEAT. Salvo el de Tesla son todos ‘concept cars’, como el nuevo utilitario biplaza de SEAT, muy en la línea del Twizy de Renault o el superdeportivo Audi PB18 e-tron. El coche que hemos podido ver del revolucionario fabricante americano es el Model-X, el SUV de Tesla, que resulta especialmente vistoso porque las puertas traseras son del tipo ‘alas de gaviota’ (aunque ellos las llaman ‘alas de halcón’).

El otro gran adelanto tecnológico sobre el que han hecho hincapié los fabricantes es el de la conexión. Por un lado a través de tecnologías ya conocidas como todo tipo de apps de música y lectura de mensajes, GPS avanzados e incluso asistentes de voz como Alexa o del propio de Mercedes, con lo que podremos hablarle a nuestro coche como si de Kitt se tratase; y por otro lado con la conexión al IoT, el Internet de las Cosas. Coches que se conectarán a los semáforos para recomendarnos la velocidad adecuada para que al llegar lo encontremos verde, o nos prevendrán de todo tipo de imprevistos.

Y en esta categoría de automoción también entran los nuevos taxi-dron. Hemos visto el Ehang 184, un dron capaz de transportar a una persona a 100 km/h y con el que esperan poner en Dubái un servicio de aero-taxi.

 

Computación cuántica y grafeno

Este año se ha presentado el Quantum Flagship, un proyecto de la Unión Europea con 1.000 millones de euros de presupuesto y que se han llevado un pequeño stand a la Mobile para dar visibilidad a este proyecto de 10 años de duración, con el que esperan que Europa sea líder mundial de este nuevo campo de la informática.

Cerca nos encontramos con el stand de la Europea Graphene Flagship, que es el proyecto equivalente, pero con el grafeno como objeto de desarrollo y que lleva en marcha desde 2013. Nos han enseñado que se están superando las dificultades de los costes de producción a escala industrial y que ya se están desarrollando prototipos que cada vez están más cerca de cumplir con las expectativas que de este material se esperan.

 

Realidad aumentada y virtual

Han sido muchas los dispositivos de realidad virtual mostrados en la Mobile, no tanto los de realidad aumentada. De los primeros hay dos tipos claramente diferenciados: los que permiten explorar espacios creados por ordenador y los que visualizan imágenes reales de un modo inmersivo.

En los espacios creados por ordenador destacan los videojuegos, pero también aplicaciones en las que podemos, por ejemplo, visitar hoteles y con las que, al mismo tiempo que vemos en detalle las habitaciones, podemos reservarlas. Hay un punto en el que se desvirtúa un poco la experiencia, pues es muy cómodo girar la cabeza para descubrir los más pequeños detalles, pero las formas de desplazarnos por el espacio virtual resultan aún poco intuitivas y requieren de cierto entrenamiento. También es fácil marearse si nos dedicamos a mirar de un lado a otro buscando a ese robot al que tenemos que disparar antes de que nos haga saltar por los aires.

En el caso de las grabaciones de imágenes reales no tenemos el problema del desplazamiento, pero lo que sí se echa de menos es una mayor resolución de imagen. Hemos visto grabaciones en 5k, pero esta es la resolución de la imagen completa en 360º, y lo que nosotros vemos en cada momento es solo una parte de esta imagen ampliada. La sensación es un poco decepcionante, sin desmerecer lo espectacular que es ver en escena al Circo del Sol desde el mismo escenario, o sobrevolar Estambul y ver la majestuosidad de Santa Sofía atravesando con la vista nuestros propios pies.

Hemos dejado lo mejor para el final. En el apartado de la realidad aumentada hemos visto soluciones que recuerdan a las Google Glass, en las que sobre los objetos cotidianos se superpone todo tipo de información, como el teléfono de un restaurante al mirar hacia su puerta, o el precio de unos cereales de desayuno al mirar el embalaje. En estos dispositivos la interacción con esta capa de información se realizaría a través de los asistentes de voz. Pero de entre todas las soluciones, hay una que destaca por encima de todas hasta convertirse en uno de los dispositivos más fascinantes de toda la Mobile: HoloLens 2.

5G, realidad aumentada y virtual, inteligencia artificial, coche conectado, computación cuántica y por supuesto, móviles

Las HoloLens 2 son la segunda versión de las gafas de realidad aumentada de Microsoft (ellos lo llaman realidad mixta). Lo primero que hay que decir de ellas es que no están disponibles para la venta, pero sí se pueden reservar, con un precio que previsiblemente rondará los 3.500€ por unidad. Ahora, eso sí, lo que hemos podido probar está a un nivel superior del resto de alternativas. Microsoft preparó distintas presentaciones tan bien logradas, que una vez que se corrió la voz, las colas llegaron a ser de cuatro y cinco horas de espera. Con las HoloLens 2 no solo podremos ver una capa de realidad aumentada superpuesta sobre la realidad, también podremos interactuar con esta capa con nuestras manos. Podremos hacer clic en botones virtuales, coger un documento de Word o un vídeo que se nos muestre delante y moverlo y desplazarlo para ponerlo donde nos resulte más cómodo. Podremos entablar una video conferencia con una persona que podrá ver lo mismo que estamos viendo nosotros en ese momento. Además, dicha persona podrá ‘pintar’ sobre nuestra realidad, enviarnos documentos o hacernos indicaciones como si estuviera justo al lado. Sin duda, un dispositivo que tiene un largo recorrido.

Saúl experimentando con las Hololens 2

Telefonía móvil y ‘wearable’

¡Y cómo olvidarnos de los dispositivos móviles! Sin duda, lo que más ha llamado la atención en esta Mobile han sido los móviles con pantallas flexibles. Tanto ha sido así, que LG, que no dispone de ningún dispositivo con esas características, quiso salvar la situación con un apaño: una funda en cuya tapa hay dos pantallas, una que se muestra cuando está cerrada, y otra que acompaña a la propia pantalla de teléfono cuando está abierta. Un apaño poco logrado, porque hace que el teléfono resulte demasiado grueso, y la sensación apenas se acerca a la que prometen los teléfonos que sí tienen una pantalla flexible.

Huawei Mate X

Pero es necesario hacer una advertencia sobre estas pantallas: el vidrio no se dobla, así que son de plástico, y esto significa que son propensas a rallarse, además de que al tacto no resultan tan confortables. Pero ahí están. Todavía no a la venta, pero ya se empiezan a hablar de posibles precios, y por alguna extraña razón, el objetivo no es ofrecer el precio más bajo. Las compañías parecen estar peleándose por ofrecer el precio más alto y ya estamos en los 2.299€.

Otro uso de las pantallas plegables es el de los ‘wearables’. En la Mobile hemos visto pantallas aplicadas sobre bolsos, camisetas e incluso sobreros de copa. Son pantallas táctiles con una buena resolución que permitirán infinidad de aplicaciones nuevas que a buen seguro revolucinarán nuestras vidas.

 

Saúl Triviño, especialista SEO en Improving Metrics.

Alberto G. Reino, QA Téster en Improving Metrics.

Saúl Triviño, Jesús Echarri y Alberto G. Reino

Helena Martínez de Aspe
Communications Manager de Improving Metrics
Siguiente Anterior
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.