Datos, datos y más datos
Digital Analytics, Travel industry, Sector turístico

5 usos del Big Data aplicado al sector de viajes y turismo

11/11/2019
5 usos del Big Data aplicado al sector de viajes y turismo

El Big Data ayuda a conocer la audiencia, personalizar mensajes, analizar la competencia y un largo etcétera. Te mostramos 5 usos imprescindibles del Big Data aplicado al sector de viajes y turismo


Las compañías de viajes son conocidas por capturar y almacenar grandes cantidades de datos provenientes de fuentes internas y externas, y generalmente está asociado a las opiniones, hábitos y comportamiento de los clientes: rutas de vuelo, transacciones, rendimientos, registros, etc. Hasta hace poco, estos datos se almacenaban porque las compañías tenían dificultades para utilizarlos. Pero cada vez es más fácil sacarle provecho a esta información, para que el cliente se sienta más apreciado y mejor atendido, lo que supone más ingresos y mayores ganancias. Según un estudio publicado por Forbes, se percibe el crecimiento del uso del Big Data en las empresas turísticas: en el año 2015, sólo un 17% de las empresas encuestadas utilizaba esta tecnología, en cambio, a finales del año 2017, ya era un 53%.

El Big Data puede ayudar a las compañías a mostrar el mensaje correcto, en el momento preciso, a una persona concreta y, así, aumentar su tasa de conversión. Si bien sus usos son variados, puede ser especialmente útil para las empresas de viajes, ya que puede permitir el análisis predictivo y de comportamiento. Según el estudio Minerva Travel llevado a cabo por Google España, más del 75% de las búsquedas de viajes se hacen por internet; mientras que el 67% busca inspiración en este canal, siendo Youtube la primera fuente de inspiración.

 

5 maneras en que el Big Data puede ayudar a la industria de viajes

5 usos del Big Data aplicado al sector de viajes y turismo


1. Gestión de ingresos

Para maximizar los resultados financieros, los hoteles y otras empresas turísticas deben poder vender el producto adecuado, al cliente correcto, en el momento perfecto, al precio exacto, a través del canal pertinente y el Big Data tiene un valor incalculable para esto.

En particular, los datos internos, como las tasas de ocupación anteriores, los ingresos por habitación y las reservas actuales, se pueden combinar con datos externos, como información sobre eventos locales, vuelos y vacaciones escolares, para predecir y anticipar la demanda con mayor precisión. Como resultado, los hoteles están en mejores condiciones para administrar los precios y las tarifas de las habitaciones, incrementándolas en momentos de alta demanda, a fin de maximizar los ingresos que se generan.

2. Gestión de la reputación.

En la era de Internet, los clientes pueden dejar comentarios en una amplia gama de plataformas, incluidas redes sociales, motores de búsqueda y sitios web de revisión (reviews) para compartir sus opiniones y experiencias. Y cada vez más, los clientes revisan estos comentarios y comparan diferentes opciones antes de hacer una reserva.

Estos datos, combinados con los comentarios adquiridos internamente, se pueden utilizar para detectar las fortalezas y debilidades más importantes, y donde los clientes están impresionados o decepcionados. Una vez que se ha recopilado esta información, las empresas turísticas deben esforzarse en realizar mejoras y garantizar que las futuras revisiones sean positivas.

3. Márketing estratégico

Dentro de la industria de viajes, puede ser complicado establecer una estrategia de márketing porque los clientes potenciales son muy variados en cuanto a quiénes son, de dónde vienen y lo que están buscando. El Big Data pueden ayudar a adoptar un enfoque más estratégico, apuntando a las personas adecuadas de la manera correcta.

Más específicamente, el Big Data puede ayudar a las empresas a identificar las principales tendencias que existen entre sus clientes, dónde están las similitudes y cuáles son las mejores oportunidades de márketing. También puede ayudar a las empresas a comprender dónde están esas personas y cuándo el márketing es más relevante para ellas. Esto permite el envío de mensajes en función de la hora, la ubicación y otros datos, lo que permite la entrega de contenido promocional más específico.

Precisamente, esa posibilidad de prever las necesidades de los clientes potenciales es lo que lleva a elaborar una estrategia de márketing mucho más eficaz: más tráfico cualificado y mejores conversiones. Todo gracias al buen uso de la información.

5 usos del Big Data aplicado al sector de viajes y turismo

4. Personalización de experiencia del cliente

Algo bueno del Big Data en turismo en la capacidad de conocer qué quiere el cliente antes incluso de que llegue a un sitio web. Los hoteles, aerolíneas y otras empresas en la industria de viajes y turismo tienen una amplia gama de interacciones con los clientes y cada una de estas interacciones puede proporcionar datos valiosos, que pueden utilizarse para mejorar la experiencia general del cliente. Estos datos pueden incluir todo, desde conversaciones en redes sociales y revisiones online, hasta datos de uso del servicio.

Si se usa de manera efectiva, esta información puede revelar qué servicios usan más los clientes, cuáles no usan en absoluto y cuáles son más propensos a solicitar o hablar. Así, las empresas pueden tomar decisiones más informadas y basadas en datos sobre los servicios que prestan, los que ya no necesitan proporcionar, los servicios que desean introducir y la nueva tecnología en la que eligen invertir.

5. Investigación de mercado

También se puede usar el Big Data para recopilar y analizar información sobre los principales competidores, a fin de obtener una comprensión más clara de lo que otros operadores o negocios están ofreciendo a los clientes. Nuevamente, estos datos se pueden obtener de una gran variedad de fuentes, ya que proliferan lugares donde los clientes comparten sus opiniones sobre hoteles y compañías de viajes. En última instancia, los datos se pueden utilizar para identificar las fortalezas, debilidades y la reputación general de las compañías rivales. Esto puede ser extremadamente valioso, ya que puede ayudar a los líderes empresariales a detectar posibles lagunas en el mercado u oportunidades para ofrecer soluciones de una manera distinta. Esto, a su vez, puede conducir a una mayor demanda y mayores ingresos.

El Big data puede beneficiar a aquellos en la industria de viajes de varias maneras, permitiéndoles tomar decisiones más basadas en evidencia. Esto incluyen la capacidad de anticipar la demanda futura con mayor precisión, optimizar las estrategias de precios, orientar el márketing con mayor precisión y mejorar la experiencia del cliente. 

Helena Martínez de Aspe
Communications Manager de Improving Metrics
Siguiente Anterior
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.